segunda-feira, 12 de maio de 2014

J.G. Ballard — El Gigante Ahogado (Cita)

La gente andaba ahora por todo el gigante, cuyos brazos recostados proporcionaban una doble escalinata. Desde las palmas caminaban por los antebrazos hasta el codo y luego se arrastraban por el hinchado vientre de los bíceps hasta el llano paseo de los músculos pectorales que cubrían la mitad superior del pecho liso y lampiño. Desde allí subían a la cara, pasando las manos por los labios y la nariz, o bajaban corriendo por el abdomen para reunirse con otros que habían trepado a los tobillos y patrullaban las columnas gemelas de los muslos.

— J.G. Ballard, El Gigante Ahogado [The Drowned Giant, 1964]

Nenhum comentário:

Postar um comentário